martes, octubre 23, 2012

PONGA UN FAMOSO EN SU VIDA

Toda la vida en todas las culturas hay unos elementos que determinan la calidad de las relaciones humanas y es el éxito humano o material o de otros factores de las personas con las que nos relacionamos.

"Sin duda, escuché decir una vez a García Márquez--en la tele, claro--lo que sucede es que existe lo que es la fama (éxito) y existe lo que es la gloria (trascendencia perdurable). Una está para llegar dónde no llega la otra"

La fama es la inmediatez y es pasajera y la gloria es permanente e indeleble.

Hay un cuento de Gogol que lo describe muy bien, un pintor que se hace famoso y gana dinero con unos cuadros y automáticamente se imbuye de las costumbres y adminículos de la gente famosa.

Describe el autor ruso con mucha ironía cómo el artista corre a hacerse rizos en el pelo y a comprarse unos anteojos. La gente famosa de su tiempo se rizaba el pelo y se ponía anteojos. En otra época se ponían pelucas blancas, chisteras, pamemas...Siempre ha sido así.

Un jocoso intelectual me contó una vez que el hombre con más fama de UK salió un día vestido de negro de su casa con una camiseta negra y el pelo largo e inventó el heavy, porque nadie vestía así...y meses más tarde el famoso salió de su casa con los pelos de punta y una chupa claveteada e inventó el punki...evidentemente lo que sucede es que es una historia exagerada y distorsionada...¡Pero con un punto de verdad!

Contratar un famoso para eventos y fiestas no tiene por qué no ser considerado de una forma frívola o superficial, ya que todos somos hijos de nuestro tiempo y un famoso, hoy en día, suele ser una persona de reconocido prestigio en su campo y que aprece en los medios de comunicación de masas, ésto es: Televisión e Internet, pero siempre por este orden ya que el éxito de la televisión es que es una actividad contemplativa absoutamente pasiva, igual que el cine, y aunque muchos han apostado por la interactividad con este medio yo considero a la luz de mi inteligencia superior--la que sale del corazón--que es más sencillo pensar que el éxito de la televisión estriba en que es un medio que no exige actividad mental ninguna, sólo poner la mente en blanco y dejar que pasen tonterías por la cabeza o lo que sea...y es asombroso conocer cómo hay gente muy dotada intelectualmente que se entrtiene viendo en televisión auténticas memeces sólamente para no pensar y porque esas imágenes pasando por su intelecto lo que hacen es un proceso de limpieza final de sus preocupaciones serias y elevadas y de su responsabilidad intelectual y de la misma manera, las personas frívolas, veleidosas, insubstanciales, suelen deleitarse con algunos programas de divulgación científica y reportajes al uso, ya que es gente que no tiene aprecio por la autoridad y prefiere ser enseñado y aleccionado por una voz neutra e impersonal a la que no someter su ego, es un orgullo un poco excéntrico pero común no sólo de generaciones más jóvenes y por eso siempre he pensado que el futuro es que aprendamos todos con tutoriales impersonales en Internet antes que con formados profesores de carne hueso en lugares dónde obviamente se requiera de nuestra presencia física, ya que, según se desprende, el hecho de enseñar implica en el binomio a maestro y a alumno y muchos piensan que hay pleitesía y sometimiento en el simple hecho de plegarse a la voluntad de aprender, amén del desprecio a la autoridad que a la base nace de querer ser la autoridad nosotros, dictadores frustrados tildando de autoritarismo al que o le sirve de apoyo o de consejo o de lección, niveles de soberbia multidimensionales que no son más que expresión de complejos y signo de decadencia a todos los niveles, el resultado es una palabra que significa marasmo y que es polisémica pero que no recuerdo, antes por razones de mi propia decadencia que por edad cronológica.

Contratar famosos en eventos de todo tipo sirve al final, amén de promocionar un producto o hacer negocio, equilibrar a nivel esotérico las energías. Ya que si pones un poco de diversión dónde hay seriedad, la gente se relaja y hay un mejor ambiente y se está dispuesto a recibir las energías positivas, libres del estancamiento que suponen frustraciones personales porque al pensar, a la hora de contratar famosos, que el famoso del que siempre hemos estado pendiente va a estar ahora pendiente de nosotros, aquí lo que sucede es que hay algo importante que descubrir: y es que nos sentimos cómo con una deuda que nos tiene que pagar aquel al que nuestra atención hemos prestado y que ahora demandamos para nosotros...es una idea complicada, lo sé, pero muy interesante si se analiza...y da para bastante.

No hay comentarios: